¿Y con $100.000? No, no alcanza

Después de varias negociaciones, la oposición tradicional y la derecha en el poder han consensuado un nuevo paquete de medidas para posibilitar que el distanciamiento social y en especial las cuarentenas se puedan cumplir a cabalidad. Es importante que ambos sectores se pongan de acuerdo ante la emergencia pero también sería fundamental que los acuerdos partan por comprender el costo de vida en Chile. Existen diversas fuentes oficiales que permiten informar esos costos.

Los datos oficiales sobre el costo de vida en Chile se pueden revisar desde los ingresos y desde los gastos de los hogares. Siendo datos oficiales, sería óptimo que la autoridad los utilice en sus decisiones. Estamos contra el tiempo y considerando que esta es información que el CPE utiliza a menudo, compartimos algunas cifras que pueden orientar mejor la política de emergencia que Chile necesita para que las personas se queden en sus hogares. Esta revisión, eso sí, se enfoca en los hogares de menores ingresos y nosotros creemos que la inyección de recursos debiese ser universal, como ya lo explicamos en un documento de trabajo espacial del mes de abril.

La primera fuente de información es la Encuesta de Caracterización Socio-Económica Nacional (CASEN 2017) aplicando factor de expansión comunal seleccionado aquellas comunas donde el nivel de confianza llega al 99% (80 comunas para la CASEN 2017). En base a esta primera exploración, el ingreso mínimo necesario para un hogar de 1 persona es de $333.667. Este monto se ha ajustado por IPC, considerando un aumento de 7.7% entre 2017 y 2020. A partir de este criterio, la tabla ajustada al segundo quintil de ingresos en relación a la propuesta de los $100.000 queda así:

Personas en el hogar1234567
Ingreso Autónomo del Hogar $   333.667 $ 483.914 $ 585.632 $ 716.933 $ 853.526 $ 992.830 $ 1.194.031
Aumento del ingreso por persona0 $ 75.122 $ 33.905 $  32.824 $ 27.318 $ 23.216 $ 28.742
Diferencia del total contra propuesta acuerdo político $          -233.667 $ -283.914 $  -285.632 $ -316.933 $ -353.526 $ -392.830 $ -494.031
Tabla 1. Ingreso promedio del hogar contra propuesta de acuerdo político para segundo quintil de ingreso. *Datos según CASEN2017 para comunas estadísticamente significativas actualizadas por IPC (7.7%)

Para contrastar esta información proveniente de la CASEN 2017, mostramos un análisis similar a partir de la Encuesta de Presupuestos Familiares VIII. En este caso, hemos revisado el gasto promedio de los hogares del 25% de menores ingresos a nivel nacional registrados en dicha encuesta, a lo que se ha aplicado una corrección por IPC entre 2017 y 2020. El resultado es que un hogar de 1 persona necesita como mínimo $ 369.817 para subsistir (un 10% más que lo indicado a partir de la CASEN 2017), como se indica en la siguiente tabla:

Personas en el hogar1234567
Gasto del hogar $ 369.817 $ 546.422 $ 653.294 $ 776.661 $ 814.176 $ 879.597 $ 912.702
Aumento del ingreso por persona0 $       88.302 $ 35.623 $ 30.841 $ 7.502 $ 10.903 $ 4.728
Diferencia del total contra propuesta acuerdo político $ -269.817 $  -346.422 $ -353.294 $ -376.661 $ -314.176 $ -279.597 $  -212.702
Tabla 2. Gasto promedio del hogar para el 25 % de menores ingresos contra propuesta de acuerdo político. *Datos según EPF VIII a nivel nacional, actualizadas por IPC (7.7%)

El monto necesario para mantener a las personas en sus casas con seguridad financiera debiera comenzar por, al menos, $350.000 por hogar, y de ahí ir aumentando a medida que mas personas habitan en el mismo lugar. La razón de la diferencia inicial la conocemos bien en nuestro centro de investigación: el precio de la vivienda manda el gasto mensual de los hogares y así como esta propuesta busca generar un monto referencial para la discusión, es bueno puntualizar que las realidades territoriales son diversas y con ello los costos de vida no son idénticos. Lo que sabemos con certeza es que $100.000 es insuficiente si a ese monto, no se le agrega el costo promedio de la vivienda de cada ciudad. Es decir, el error de fijar el monto en $100.000 podría resolverse incorporando el costo promedio del arriendo de cada comuna en cuarentena y con ello, tener una inyección base que se ajusta a los costos reales de vida.

El costo para el estado de implementar una cuarentena total por 1 mes a partir de estos ingresos para el 40% de menores ingresos (sin letra chica) es cercano a los 7 mil millones de dólares, equivalente a la mitad del costo del programa de Gobierno , o un 58% de la rentabilidad anual de la minería del cobre. A ningún país del mundo le saldrá barata la pandemia y Chile, a 15 de junio de 2020, es la nación con la sexta tasa más alta de contagios por millón a nivel mundial y con el infeliz récord de ser la primera tasa más alta de nuevos muertos por millón. Ya no hay espacio para el ensayo y error, ni menos para innovaciones indolentes que no han resultado en ningún lado.

En una nación neoliberal, la liquidez de los hogares es la base para el funcionamiento social y esto se estresa más aun en un estado de catástrofe. La mejor manera de avanzar hacia que las cuarentenas se cumplan es generando seguridad en los ingresos contra gastos del hogar. Si bien $100.000 es mucho mejor de lo que había antes del acuerdo, sigue siendo insuficiente. Una inyección mas realista de liquidez en los hogares permitirá aplanar la curva, aumentar la trazabilidad y facilitar las medidas de control sanitario. Considerando que al momento de escribir somos una de las naciones con el peor manejo del planeta, quizás es hora de salir de la “B” y hacer lo que se debe hacer. Si queremos abrazar a nuestras familias en Navidad, el gobierno debe actuar.

1 Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.