Cuarentena o no cuarentena, esa es la pregunta

El 7 de abril el ministro de salud, Jaime Mañalich, anunció que el día Lunes 13 de abril se acabaría la cuarentena del sector oriente de Santiago, donde se han concentrado la mayor cantidad de contagios a nivel nacional. Desde una perspectiva optimista, da para pensar que la información que maneja el ministro es indicativa que los contagios se van reduciendo o bien que han logrando controlar y confinar la expansión del virus por la ciudad. Lamentablemente, para compartir el optimismo del ministro nos faltan datos. Peor aun, los fragmentados datos que tenemos nos nos permiten abrazar ese optimismo todavía (Figura 1). Parece una medida contraintuitiva en relación a los que se ha llevado a cabo en otros lugares del mundo. Nuestras dudas son principalmente socio-espaciales y las pasamos a plantear en este breve post.

Figura 1. Hipótesis de contagiados en comunas del eje Linea 1 del Metro. Las lineas se han completado con progresiones aritméticas en base a los datos de casos por comunas conocidos, es decir, son proyecciones entre certezas a falta de datos. #SueltaLosDatos. Fuente: CPE con datos del Ministerio de Salud.

El fin de la cuarentena en el sector oriente abre paso para que se reactiven los centros de trabajo de esas comunas. En lo concreto, lo más inquietante de esa reactivación es la alta concentración de fuentes laborales y viajes que se ubican en ese eje. En el siguiente mapa de flujos se puede revisar cómo la densidad de viajes atrae personas desde todos los sectores del Gran Santiago hacia este espacio hoy en cuarentena.

Para ponerlo en simple, el fin de la cuarentena y retomar actividades productivas cerca de estos espacios de contagio, conociendo además de tantos casos que se han saltado la cuarentena en sus hogares para salir a carretear, a la playa, a comprar, a fiestas o matrimonios, hace dudar que esta medida sea efectiva si se basa en la confianza sobre la responsabilidad de los contagiados para con la sociedad. Peor aún, al revisar los datos de la encuesta origen destino se ve como estos espacios de alta interacción son propensos también a que el virus encuentre vectores para viajar hacia sectores de escasos recursos o donde aún no hay tantos contagios. Las personas de esas comunas que viajan al eje en el corazón de la zona en cuarentena de Santiago, Providencia y Las Condes, principalmente, es particularmente vulnerable desde la perspectiva socio-económica, no es fácil para esos hogares tener una persona en cuarentena por que los espacios son mas reducidos y aumentan los niveles de hacinamiento. También es posible que existan menos recursos en esas comunas cuando hablamos de servicios de salud.

Video 1. Flujos con destino a Providencia como eje atractor de viajes. Se puede ver como se producen desplazamientos laborales desde muchas comunas de la región. Fuente: CIAS via Flowmap y Encuesta Origen Destino 2012.

No creemos que exista mala fe del gobierno, pero en este caso particular una justificación desde las relaciones socio-espaciales nos parece urgente para entender una medida tan controversial. Es fundamental recalcar que la ciudad no es un ente estático, es complejo, en constante movimiento y justamente las zonas de cuarentena del sector oriente operan como activadores metropolitanos de dicho movimiento al concentrar servicios, fuentes de empleo, comercio, centros de salud a gran escala y ciertamente ejes de transporte público estratégicos tanto para la ciudad como para el contagio. Justamente el objetivo de la cuarentena era confinar ese movimiento y reducirlo al mínimo.

Esperamos mayor información para comprender una medida que se ve como voluntariosa y ciertamente temeraria. En una pandemia, como en muchas emergencias, reducir los riesgos sanitarios es la prioridad y en este caso pareciera mas una reducción de riesgos económicos.

Animación de la encuesta origen destino. El sector en cuarentena es el que más concentra viajes.
Figura 2. Flujos de origen destino del Gran Santiago. Fuente: CPE.