#COVID-19: Espacios urbanos de contagio potencial en capitales regionales

El COVID-19 es un tipo de coronavirus que ha azotado el mundo en 2020 como una pandemia (Munster et al., 2020), en lo que se ha catalogado como la peor crisis sanitaria mundial desde 1918. En Chile, los registros indican que para el 13 de marzo 2020 había 43 casos registrados pero siete días más tarde ya se contaban 434 en un agresivo aumento del 909%. Al momento de redactar este artículo ya se contabilizan 1142 casos (Figura1). Esta enfermedad ha demostrado su alta capacidad de contagiar, ante lo cual ayuda mucho el contacto social. El problema principal del coronavirus es infraestructural: ninguna nación esta los suficientemente preparada para un virus capaz de infectar a la mitad de la población, no existen camas suficientes en hospitales ni respiradores mecánicos para los pacientes más críticos (Pueyo, 2020). Es por esta razón que diversos esfuerzos desde diferentes disciplinas confluyen a tratar lo que para muchos es el símil de la cuarta guerra mundial, esta vez, toda la humanidad contra un virus. Desde los estudios urbanos y la planificación territorial, el presente artículo permite avanzar en identificar focos de riesgos en espacios urbanos consolidados, tomando el caso de las capitales regionales de Chile como referencia.

Figura 1. Avance del coronavirus en Chile según casos contagiados con diagnóstico certificado (negro) y proyección de casos reales según tendencia nacional e internacional (gris). Fuente: elaboración de los autores en base a datos del Ministerio de Salud.

Para el caso chileno, en un comienzo el grupo de contagiados se encontraba confinado al Gran Santiago, especialmente en el sector de más altos ingresos de la ciudad (sector oriente). Sin embargo, la ausencia de medidas más estrictas por parte del gobierno y el comportamiento irresponsable de algunos contagiados facilitaron la expansión del contagio hacia otras ciudades del país (Figura 2). Es por esta razón que resulta fundamental comprender cómo la gestión de urbana puede contribuir a manejar los riesgos de contagio. Específicamente, usando herramientas de georreferenciación para reconocer donde están los espacios urbanos que más propenden a las interacciones físicas sociales (Guo, 2007) y, por ende, donde se deberían enfocar los cierres de estos espacios y la reducción de actividades de intercambio.

Figura 2. Aumento diario de contagio de las principales ciudades según región en Chile. Fuente: elaboración de los autores a partir de datos del Ministerio de Salud.

Los resultados de este estudio aportan datos para desarrollar planes de prevención ante riesgos de desastres humanos. Ciertamente, la amenaza de la pandemia del coronavirus cumple con todos los parámetros para aplicar un conjunto de iniciativas de planificación que podrían terminar en una efectiva reducción del riesgo de contagio, a partir de comprender como la organización urbana contribuye a generar áreas donde aumenta la eficacia del virus en expandirse. El estudio se sustenta a partir de un índice de especialización territorial con el objeto de determinar los focos dentro de las ciudades que resultarían más vulnerables ante el contagio por COVID-19 por la concentración de actividades que propenden al contacto entre personas.

Método

Este es un estudio cuantitativo de carácter inductivo y exploratorio. Se orienta metodológicamente en el índice de especialización territorial. El estudio de especialización territorial permite generar interpretaciones más complejas de la organización urbana (Fritzsche & Vio, 2000). Lo valioso de esta aproximación es que permite revisar las sub-centralidades que no necesariamente coinciden con el distrito de empleo y negocios de cada ciudad (Chica & Marmolejo, 2011), algo que en Chile al menos no está disponible en la información oficial por lo que este artículo contribuye a llenar dicho vacío también. Así, la exploración desarrollada en este artículo permite determinar la especialización de actividades de una ciudad a partir de identificar cómo interactúan diversos giros económicos por manzana. Esto ha sido posible a partir de información del Servicio de Impuestos Internos. Dicho de otra manera, el estudio determina en qué espacios de la ciudad se produce una mayor concentración de actividades económicas diversas y con ello se presume que en dichos espacios se produce una mayor interacción entre personas. En definitiva, para el caso específico del contagio, en estos sectores de la ciudad se facilitaría la propagación del coronavirus. Los resultados del estudio se representan cartográficamente por ciudades a continuación.

Resultados

Luego de desarrollar los estudios de especialización de cada ciudad se identificaron las manzanas con alta concentración de usos según el Servicio de Impuestos Internos. Se buscaron usos que fuesen a su vez atractores de personas: comercio, industria, educación, servicios, salud. De estas manzanas, con alta concentración de usos, se ponderaron con mayor valor aquellas más lejanas a zonas de especialización residencial. Es decir, polos atractores sin vivienda cerca permite entender que quienes llegan a esos lugares se desplazan en transporte público o privado, lo que aumenta también la posibilidad de interacción por las propias funciones atractoras de los espacios evaluados. Entonces, en las cartografías se representan aquellos espacios urbanos que son grandes atractores de viajes urbanos y además que concentran actividades que solicitan harta interacción social.

Estos son las cartografías que sintentizan los resultados para cada una de las capitales regionales. En violeta aparecen los espacios urbanos que califican como atractores de cada ciudad estudiada y en gris las zonas cuya atracción es de menor intensidad. 

En lo concreto, los resultados que se reflejan en estas cartografías son también muestras de potenciales sub-centralidades urbanas que luego de terminar con los resguardos propios de la pandemia mundial, bien podrían formalizar nuevas áreas de desarrollo urbano, descentralizando ciudades y mejorando el acceso a bienes y servicios. 

Reflexiones finales

El desarrollo de este estudio ha permitido localizar aquellos espacios urbanos donde puede existir mayor posibilidad de contagio por episodios expansivos de enfermedades infecto-contagiosas. En lo concreto, el confinamiento o cierre de estas áreas de la ciudad podría permitir reducir el riesgo de que los virus como el COVID-19 se propaguen en la población y con ello contribuir al control sanitario. Ciertamente, estas estrategias de gestión urbana frente a amenazas virales como la que ha experimentado el mundo con el coronavirus son más efectivas si también se acompaña de agresivas medidas de sanitización del transporte público o bien de su cierre total.

Debido a que en el caso de Chile los focos iniciales estaban bastante definidos (sector oriente de Santiago y Talca), para otra ocasión estos mapas podrían ayudar a identificar donde centrar los esfuerzos de confinamiento en busca de evitar una rápida propagación de enfermedades infecto-contagiosas. Los expertos a nivel mundial han dicho que para episodios como la pandemia del coronavirus es vital no darle mucho tiempo al virus para expandirse y  para esto resulta relevante definir estrategias de planificación urbana para reducir el riesgo de contagio viral. Conocer los atractores de población y cerrarlos de forma temprana en el período de crisis puede ser una estrategia eficaz.

____

Referencias

Chica Mejía, E., & Marmolejo Duarte, C. R. (2011). Los sectores económicos intensivos en conocimiento y sus formas de localización en el territorio metropolitano: un estudio para la Región Metropolitana de Barcelona. ACE: architecture, city and environment6(16), 223-252. https://upcommons.upc.edu/handle/2099/10541

Fritzsche, F. J., & Vio, M. (2000). Especialización y diversificación industrial en la Región Metropolitana de Buenos Aires. EURE (Santiago)26(79), 25-45. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=s0250-71612000007900002&script=sci_arttext

Guo, D. (2007). Visual analytics of spatial interaction patterns for pandemic decision support. International Journal of Geographical Information Science21(8), 859-877. https://doi.org/10.1080/13658810701349037

Ministerio de Salud (2020). Casos confirmados en Chile COVID-19. Santiago: Ministerio de Salud. Recuperado de: https://www.minsal.cl/nuevo-coronavirus-2019-ncov/casos-confirmados-en-chile-covid-19/

Munster, V. J., Koopmans, M., van Doremalen, N., van Riel, D., & de Wit, E. (2020). A novel coronavirus emerging in China—key questions for impact assessment. New England Journal of Medicine382(8), 692-694. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMp2000929

Pueyo, T. (2020). Coronavirus: Why You Must Act Now. Politicians, community leaders and business leaders: what should you do and when. Medium. https://medium.com/@tomaspueyo/coronavirus-act-today-or-people-will-die-f4d3d9cd99ca